No lo conozco

Yo no soy mujer de un solo hombre.

Siempre fui una veleta que giraba,

en la dirección del viento que más le soplaba.

Me perdía en unos ojos verdes,

pero también en unas manos grandes,

o en una sonrisa bonita.

Siempre supe quedarme enrredada,

en los pasos encerrados al otro lado del pasillo,

pero nunca pude gritar tu nombre,

porque no lo conozco.

Experta en desenrredar tus caderas de las mías,

con sonrisas y maldades calculadas,

nunca fui capaz de quedarme al café del desayuno.

Diluida en una caricia,

deshecha en palabras amables,

siempre supe encontrar otro versos,

que sabían mejor que los tuyos.

Y ahora, encadenada a un barco sin rumbo,

a un pasado presente,

al olvido,…

Los suspiros se enmarañan en mi pelo,

y yo aún no consigo gritar tu nombre….

porque no lo conozco…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: